Tu camisa

Amy LaBelle se va de vacaciones y pone un broche de oro a todo un año lleno de relatos, poesías e ilustraciones maravillosas.

Como todos los años cierro mi Blog durante el mes de agosto.  Han sido muchas experiencias, no solo mías, las que os he contado durante estos últimos meses, volveré en septiembre con más y más aventuras sexuales que espero os entretengan y os hagan, por qué no, ver que todo en el sexo puede ser válido siempre y cuando no hagamos daño y nuestras parejas sexuales estén de acuerdo.

Me voy de vacaciones con esta última publicación, un poema de Nuria Cifredo, de Relatos de Salamandra.  Ya sabéis que para mi esto es como poner un broche de oro a todo este año lleno de relatos, poesías e ilustraciones maravillosas de Francisco José Asencio Ibáñez.

¡Feliz verano!

 

La camisa

Nuria Cifredo 

 

Ilustración de Francisco José Asencio Ibáñez.

Meter la mano por el cuello de tu camisa
y acariciar un pecho que me reclama con urgencia.
Desabrochártela toda después,
para poder pasear mi nariz y olerte,
y aspirar tu sexualidad,
deseando contagiarte mis ganas.

Liberar tu cuerpo de cubiertas,
de tejidos que no sean mi piel
y absorber tu corazón
por cada poro abierto a mi boca.
Manosearte con apetito
deleitándome en cada uno de los rincones
que te puedan ofrecer placer
hasta volverte loco de deseo.

Suspirar con lujuria en tu oído
para que, con los ojos cerrados,
tus sentidos lleguen al orgasmo
mucho antes que tu cuerpo
y, en el camino,
deshacerme en gemidos y jadeos de satisfacción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito