Tu beso

¡Comienzan mis vacaciones!  Sol, playa, chicos, chicas… y nuevas experiencias que os iré contando cuando vuelva en el mes de Septiembre.  ¡Espero que sean muchas!

Quiero empezarlas, qué ganas tengo ya, y terminar mi año de relatos y poesía erótica publicando un refrescante poema de Nuria Cifredo lleno de besos.   ¡Disrutadlo!

Por cierto, ¿dónde pondríais vosotros el más especial de los besos que os han dado?

 

Tu beso

Nuria Cifredo

 

Beso
Ilustración de Francisco Asencio Ibáñez

Pienso dónde poner tu beso…

quizás en la cima de una montaña

donde el sol lo haga brillar,

quizás en la cabina de un faro

donde alumbre a los marineros perdidos,

o quizás en lo profundo de la tierra

para que nunca se pueda escapar.

 

Pienso dónde poner tu beso…

quizás lo cuelgue en el horizonte

donde a todo el que mire haga soñar,

quizás lo haré surcar los mares

para que visite las esquinas del mundo

o quizás en el altar mayor de una catedral

para que cualquiera lo pueda adorar.

 

 

Pienso dónde poner tu beso…

y creo que mejor lo voy a esconder.

Lo dejaré oculto a todos,

lo guardaré bajo llave

y cuando llegue la noche

lo llevaré hasta mi cama,

y dejaré que recorra mi cuerpo,

que navegue suave por mi piel

hasta que atraque en mi boca.

 

Porque allí pondré tu beso

entre mi lengua y mis labios,

al calor de un deseo que pide más,

a resguardo de un invierno

que lo enfríe y lo estropee.

Incubaré tu beso en mi boca

esperando que se multiplique

y que ocupe mis rincones sin reserva.

 

Pondré tu beso en mi boca

hasta que quieras darme más.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito