Tamara de Lempicka y sus estilizados desnudos

Recientemente, Google homenajeó con su doodle a Tamara de Lempicka con motivo del 120 aniversario de nacimiento de dicha pintora polaca. Esto me animó a escribir sobre ella, porque no se suele hablar de mujeres en la historia del arte, porque en la actualidad es reconocida como una de las figuras más importantes del movimiento Art Déco y porque sus estilizados desnudos transmiten mucha sensualidad. Además, fue una mujer con una belleza única, llena de glamur y liberada sexualmente. ¿Te atreves a descubrirla?

María Gorska, más conocida como Tamara de Lempicka (1898 – 1980), nació en Varsovia en el seno de una familia acomodada y su pasión por el arte se inició a muy temprana edad. Al parecer, durante su infancia, pasó un verano en Italia con su abuela, quien inspiró su admiración por los pintores renacentistas italianos.

Tamara de Lempicka
“Grupo de mujeres desnudas” de Tamara de Lempicka.

Tras el divorcio de sus padres se fue a vivir a San Petersburgo con su adinerada tía. Allí se codeó con la nobleza y conoció a Tadeusz Lempicki que se convertiría en su primer esposo y padre de su única hija.  En Rusia llevaron una vida lujosa hasta que estalló la revolución rusa y tuvieron que abandonar el país.

En el París de apogeo del post-cubismo comenzó su formación artística formal. De manera que su estilo es una mezcla entre un neoclásico tardío y un cubismo refinado. Sus pinturas están llenas de colores brillantes y se caracterizan por figuras hiper-estilizadas. Además, sus obras reflejan su vida llena de lujo y muchas de ellas son un tributo a los locos años 20.

Se dice que le encantaba la noche y los cabarés, que daba numerosas fiestas que acababan en orgías, que tenía un apetito sexual insaciable, que tuvo numerosos amantes de ambos sexos. En efecto, era conocida su bisexualidad ya que al parecer nunca ocultó su gusto por hombres y mujeres.

En 1934 se casó de nuevo, esta vez con el barón austro-húngaro Raoul Kuffner, por lo que solían llamarla “la baronesa con pincel”. Durante esta época su carrera alcanzó un punto álgido e hizo numerosos retratos y desnudos eróticos de artistas y aristócratas.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Estados Unidos donde quedó viuda. Después de eso se fue a México, lugar en el que llegó al final de sus días.

Tamara de Lempicka
“Adán y Eva” de Tamara de Lempicka.

La mayor parte de su producción artística son retratos femeninos y desnudos de ambos sexos, pero, sobre todo, mujeres (figuras con poses sensuales, parejas, grupos de mujeres bañándose, abrazándose, acariciándose…). Algunas de estas pinturas llegaron a tener duras críticas por aquel entonces, siendo tachadas como lascivas y con tintes homoeróticos.

Entre sus obras podemos destacar, por ejemplo, Adán y Eva, cuya relación entre las figuras aparece eminentemente erótica. Se trata de una representación muy curiosa del Edén donde Eva tiene uñas y labios pintados de un rojo sensual y Adán parece más interesado en morderla a ella que la manzana.

Cuadro de Tamara de Lampicka
“Maternidad” de Tamara de Lempicka

Por otro lado, en Maternidad muestra a una bella mujer dándole el pecho a su bebé. Fue pintada por la artista después de ser madre y es una pintura muy diferente a las representaciones clásicas sobre este mismo tema.

En definitiva, sus obras rompen con el prototipo de mujer representado en el arte hasta entonces. Son mujeres fuertes, libres, eróticas, frías, refinadas e independientes. También bellas y exuberantes, tal como era ella. Por este motivo se la ha llegado a considerar como un símbolo de la liberación de la mujer.

Para terminar, os dejo con una frase de la propia Lempicka con la que Google nos la recordaba en su página dedicada a la pintora:

“Vivo la vida en los márgenes de la sociedad, y las reglas de la sociedad normal no se aplican a quienes viven al margen”.

 

 

 

Si quieres realizar una compra y obtener un descuento del 5% ¡usa el cupón EA5!

Descuento no acumulable a otras ofertas que puedan estar activas.  Sólo es válido un cupón por compra.

 

 

 

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Buen día y semana, Ester y Más allá del Placer
    Como siempre muy interesante y agregando a la cultura. No había visto este Doodle, así que no conocía a esta mujer. Y ha sido muy interesante hacerlo.
    Después de leerte, como siempre me pasa, busqué más ya que me sorprendió el cambio de nombre y que sus últimos días fueran en México.
    Sobre el nombre no encontré mucho, solo que el cambio de icki a icka, por los sufijos polacos, hace un cambio de género de la familia del masculino al femenino. También encontré que sus cenizas fueron dejadas en el cráter del volcán Popocatépetl y que sus obras están ahora casi todas en manos de particulares. Que ella hubo un tiempo que las llamó “vejestorios” y que Madonna, es una gran admiradora y que ha mostrado las obras en sus videos.

    1. Muchas gracias por tu comentario, Ramón, como siempre aportando cosas interesantes! 😉

      Me alegra haberte descubierto a esta mujer impresionante 🙂

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito