Sexo oral, ¿una de las prácticas preferidas?

¡Sexo oral! Hay a quien le gusta recibirlo/darlo y quien lo rechaza por diversas razones. Cada 6 de septiembre se celebra el Día Mundial del Sexo Oral, fecha escogida en honor a la famosa postura del 69 (6 del 9). Post de nuestra colaboradora Ester Álvarez G.

Cada 6 de septiembre se celebra el Día Mundial del Sexo Oral, una fecha (6 del 9) que no fue escogida al azar, sino en honor a la famosa postura del 69.

¿Te gusta recibir y dar placer oral al mismo tiempo?

Tanto si lo has celebrado como si no (siempre estás a tiempo), conoce esta práctica un poco mejor, ponte cómodo/a, ¡relájate y disfruta!

Sexo oral hay más de uno

El sexo oral tiene algunas variantes, es decir, en realidad engloba diferentes prácticas, que independientemente de quien las lleve a cabo se designan por la zona genital donde se realizan.

  • Cunnilingus, cuando se estimula una vulva con la boca, labios o lengua.
  • Felación o fellatio, cuando se chupa o lame un pene.
  • Anilingus o beso negro, cuando se lleva a cabo sexo oral en el ano de otra persona.
  • 69, cuando el sexo oral es simultáneo entre dos personas que dan y reciben placer al mismo tiempo.

Sea cual sea la variante que se practique, no debe pensarse que no es sexo, ya que muchas personas creen que, porque no incluya penetración, no cuenta como relación sexual… y esto es una idea errónea.

¿Por qué el sexo oral es una de las prácticas más populares?

El sexo oral es una de las prácticas sexuales preferidas por muchas personas. Esto se debe fundamentalmente a que, además de ser muy placentero, con ello se suele alcanzar el orgasmo más fácilmente, tanto en los hombres como en las mujeres. De hecho, muchas mujeres que no llegan al orgasmo durante el coito, sí que lo consiguen con el sexo oral.

Sin duda, el secreto de esta práctica está en que la persona que la lleva a cabo la disfrute tanto como quien la recibe.

¿Por qué a algunas personas no les gusta el sexo oral?

No es lo mismo que no te guste realizar el sexo oral a que no te guste que te lo hagan, o que no puedas disfrutar de ello. En cada caso los motivos suelen ser distintos, pero a menudo están relacionados con prejuicios y tabúes que aún existen alrededor de esta práctica.

Son muchos, hombres y mujeres, los que no se sienten cómodos con sus genitales. Foto de Dainis Graveris en Pexels.

Por un lado, el tema de la higiene es principal. Hay personas bastante escrupulosas que tienen problemas con el olor o el sabor de los genitales. Para evitar esto es tan simple como lavarse previamente.

Por otra parte, hay quien tiene reparos en que le practiquen sexo oral porque no se siente cómodo con sus genitales. Aquí juega un papel importante la autoestima. Muchas mujeres tienen complejos sobre la forma de sus labios o el color de su vulva. Y muchos hombres se sienten acomplejados con el tamaño de su pene. Normalizar las diferentes formas de vulvas y penes, o sea, visibilizar la diversidad de genitales, es una tarea social pendiente dentro de la educación sexual para que empecemos a sentirnos más cómodos con nuestros cuerpos y podamos disfrutar más del sexo oral.

También está el tema del vello púbico, que a muchas personas les produce cierto rechazo a la hora de practicar sexo oral. En este sentido, hay que tener en cuenta que las zonas mucosas (clítoris, labios internos, glande…) no tienen pelo y el resto no necesita estar rapado al 0, con que esté un poco recortado, para que no nos moleste, debería ser suficiente.

Existen multitud de productos que pueden hacer tus juegos mucho más divertidos.

Algunas personas se quejan de que su pareja no sabe hacerle sexo oral, pero esto se soluciona diciendo cómo les gusta y guiando a la otra persona. No hay técnicas infalibles, a cada uno le proporcionan placer cosas diferentes y esto no se sabe hasta que no te lo dicen. Así que aquí, como en el resto de las prácticas sexuales, la comunicación juega un papel fundamental.

¿Cómo hacer más divertido el sexo oral?

Aunque el sexo oral de por sí es una práctica bastante placentera, si siempre se lleva a cabo de la misma forma, acaba cansando, como todo.

Podemos hacer el sexo oral mucho más variado y divertido si echamos mano de algunos productos de cosmética erótica como lubricantes de sabores o con diferentes efectos. Probar a añadir un gel que produzca frío o calor, o con efecto vibración, en la zona íntima, ayuda a descubrir nuevas sensaciones.

La comida (chocolate, nata, caramelos, etc.) no es aconsejable para los genitales ya que puede alterar el PH de la piel y provocar hongos por los azúcares que contienen los alimentos.

¿Riesgos?

Protégete durante esta práctica. Foto de Nataliya Vaitkevich en Pexels.

No debemos olvidar que con el sexo oral también se pueden transmitir ITS. Por ello, si no estás con tu pareja de confianza, ni os habéis hecho pruebas, es aconsejable usar el condón masculino o femenino, o algún tipo de barrera de látex como protección.

Si bien es cierto que el sexo oral es una práctica en la que existe menos riesgo que con otras, como la penetración vaginal o anal, por ejemplo, con relación al VIH, otras infecciones de transmisión sexual como la clamidia, la gonorrea o el virus del papiloma sí que pueden transmitirse fácilmente de esta manera.

Teniendo en cuenta que hoy en día existen condones de muchos sabores que además de protegerte, hacen esta práctica más divertida, es mejor no jugársela.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

POLITICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

RESPONSABLE

DRAGONFLY SOLUCIONES SL – CIF B86994365

CONTACTO

Apartado de Correos 092 –  28224, Pozuelo de Alarcón (Madrid), España
Tel. 910133553 – Email: info@dragonflysoluciones.com

FINALIDADES

Gestión comentarios del blog

LEGITIMACION

Consentimiento expreso

CONSERVACIÓN

Hasta que el usuario exprese su derecho de supresión

DESTINATARIOS

No cedemos sus datos a terceros

TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES

No realizamos transferencias internacionales de sus datos

PROCEDENCIA

El propio interesado

DERECHOS

Usted tiene derecho acceder a sus datos, rectificarlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento, a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos). 

Para poder comentar debes aceptar

Deja una respuesta