Progresa adecuadamente

La nueva relación de Amy LaBelle progresa adecuadamente. O al menos eso parece. No sabemos si es la novedad del principio o si, realmente, nuestra Amy se ha enamorado.

¿Qué cómo va todo con mi nuevo e único amor? ¡Pues de maravilla! Reconozco que lo que parecían un par de encuentros eróticos festivos muy buenos, se está convirtiendo en una rutina estupenda. Pablo sigue siendo un chico encantador, muy divertido y pasional, aunque con unos terribles horarios de trabajador de centro comercial. Eso está siendo lo más difícil a la hora de acoplar nuestras actividades, porque para el resto de acoplamientos no tenemos ningún problema. Todo progresa adecuadamente.

Ilustración de Francisco José Asencio Ibáñez

Los miércoles por la tarde que libramos los dos se han convertido en los mejores momentos para dedicarnos tres o cuatro horas de sexo sin contemplaciones. O mejor dicho, sin distracciones. En su casa o en la mía. Y nada de “día del cine”, que con las películas que nos montamos nosotros, vamos sobrados. Y hemos redescubierto juntos muchos de mis juguetes íntimos. El satisfyer, del que ya estaba un poco cansada, ha sido más satisfactorio e intenso cuando era la mano de Pablo la que guiaba su funcionamiento. Me encanta que se coloque detrás de mí, los dos de rodillas o de pie, y tras unas cuantas caricias lo haga funcionar con esa pericia que está adquiriendo a pasos agigantados. Después puede seguir dándome placer con su boca todo lo que quiera porque yo sigo excitándome igual. Y estamos teniendo que repetir espacios en casa para follar porque nos quedan pocos rincones donde no hayamos estado disfrutando ya.

También hemos espabilado de su retiro a mi parejita de bolas chinas que ya tenía tan olvidadas. Le encanta colocármelas. Quitármelas y volvérmelas a poner. Y a mi me chifla ver en sus ojos cuánto le provoca escuchar mis gemidos mientras se dedica a ello. Un descanso para reponer fuerzas con algo de comer y beber, y a continuar. Terminamos tan extenuados y relajados que podemos con el resto de la semana con mucha más energía y una actitud de lo más positiva. Aunque esto no me ha restado ni pizca de ganas de pasar a visitarle por la tienda algún sábado que otro, y secuestrarlo en mitad de su jornada para que, en un polvo rápido en el almacén o en los probadores, me alivie las ganas de tenerle o pueda aliviárselas yo a él.

Pronto tendré que cumplir mi promesa de comprarle juguetes para él, pero por ahora como aún estamos conociéndonos, prefiero aprovechar los míos. Lo que sí que estamos explorando es el amplio mundo de los preservativos. Yo creo además que estamos muy acomodados en general, hombres y mujeres, a utilizar los mismos siempre porque nos dan buen resultado, pero existe en el mercado una gama tan amplia de materiales, y no solo respecto a los sabores, para que las sensaciones sean tan diferentes que yo he decidido ir probando cada semana unos. Y así de paso vamos encontrando la talla perfecta para mi chico, que también es algo con lo que yo creo que muchas veces no terminan ellos de acertar. Pero si acaso de medir bien el tamaño ya hablaremos otro día. Ahora voy a descansar un poco, que de aquí a un rato me toca ir a casa de Pablo.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

POLITICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

RESPONSABLE

DRAGONFLY SOLUCIONES SL – CIF B86994365

CONTACTO

Apartado de Correos 092 –  28224, Pozuelo de Alarcón (Madrid), España
Tel. 910133553 – Email: info@dragonflysoluciones.com

FINALIDADES

Gestión comentarios del blog

LEGITIMACION

Consentimiento expreso

CONSERVACIÓN

Hasta que el usuario exprese su derecho de supresión

DESTINATARIOS

No cedemos sus datos a terceros

TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES

No realizamos transferencias internacionales de sus datos

PROCEDENCIA

El propio interesado

DERECHOS

Usted tiene derecho acceder a sus datos, rectificarlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento, a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos). 

Para poder comentar debes aceptar

Deja una respuesta