Poliandria, mujeres polígamas

¿Qué es la poliandria? ¿Existen mujeres polígamas? ¿Es algo habitual y a qué se debe? Vamos a responder a todas estas cuestiones, pero vayamos por partes.

En la sociedad occidental la ley sólo permite la monogamia, sin embargo, este no es el único modelo de relación que existe (o ha existido a lo largo de la Historia). La poligamia es un tipo de matrimonio que permite a una persona estar casada con varias al mismo tiempo. No es lo mismo que el poliamor, donde la relación únicamente está definida por los miembros, mientras que en la poligamia dicha unión está basada en normas sociales.

¿Por qué es socialmente más aceptada la poliginia que la poliandria?

Aunque a menudo se habla de poligamia para referirse al caso de un hombre que tiene varias esposas, en realidad existen dos tipos de poligamia: la poliginia (del griego polýs, muchos y gyné, mujer) cuando es el varón quien está casado con varias mujeres; y la poliandria (del griego polýs, muchos y andrós, varón) cuando es la mujer quien puede estar casada con varios hombres. El hecho de que se confunda la poligamia con la poliginia se debe a que son bastante más frecuentes culturas que acepten a un hombre con varias esposas que lo contrario.

En la mayoría de las religiones mayoritarias no está permitida la poligamia, pero en algunos países islámicos sí que son comunes los hombres polígamos. En cambio, se conocen muy pocos casos de mujeres polígamas y se encuentran principalmente en el norte de la India, el Tíbet y Nepal.

Poliandria fraternal: una mujer contrae matrimonio con hermanos de la misma familia.

Así, en algunas zonas de Nepal se practica la poliandria fraternal, es decir, una mujer que contrae matrimonio con varios hermanos de una misma familia. Pero es la familia la que escoge a la mujer que se casará con sus hijos y esto responde a intereses económicos, pues de esa manera se aseguran de que las tierras no se dividan ya que son áreas con escasos terrenos cultivables. Los hijos de dichas uniones llaman padre únicamente al hermano de mayor edad y tíos a los demás.

Los awás, un pueblo indígena del nordeste de Brasil, al parecer, también practican la poliandria. Del mismo modo, la etnia bari en Venezuela, donde se reconoce la doble paternidad, aumentando la probabilidad de que los hijos de estas uniones sobrevivan.

En el pasado han existido también algunas sociedades con mujeres polígamas y, de hecho, la poliandria fue más común en culturas antiguas que en la actualidad. Así, por ejemplo, fue el caso de Esparta o la antigua Creta.

Los inuit practicaban la poliandria con el fin de proteger a la familia si uno de los hombres faltaba.

La poliandria también ha sido practicada por el pueblo Inuit (esquimales), de modo que el primer marido elegía al segundo para que protegiera la casa cuando él no estuviera.

Así mismo, existen indicios que apuntan a que los antiguos guanches, aborígenes de etnia bereber que habitaron Gran Canaria antes de la conquista castellana, permitían la poliandria, pudiendo las mujeres casarse con un máximo de 5 hombres.

Los motivos por los que se da la poliandria a menudo tienen que ver con que en dicha sociedad exista mayor número de varones que de mujeres. Y por cuestiones de supervivencia, ya que disponer de varios maridos garantiza que los hijos sean atendidos. Los antropólogos que han llevado a cabo investigaciones al respecto afirman que los seres humanos muestran una gran variabilidad para adaptar las normas sociales a sus circunstancias.

Por otra parte, en el reino animal, la poliandria es muy habitual por los beneficios biológicos que supone, al reducir el riesgo de que se extingan. Así, está presente en muchas especies, desde los insectos hasta mamíferos (abejas, ranas, buitres, macacos).

Es necesario señalar que las mujeres polígamas de la mayoría de las culturas mencionadas son realmente un bien compartido por varios hombres, es decir, no se trata de sociedades igualitarias donde la mujer tenga poder ni privilegios.

Los mosuo son una sociedad totalmente matriarcal.

En ese sentido, un caso diferente sería la etnia matriarcal de los mosuo que habita en dos provincias cercanas a la frontera con el Tíbet. Se considera una sociedad matriarcal por el papel de las mujeres como cabeza de familia. Así, las mujeres son las propietarias de las tierras y los bienes familiares. Cuando las niñas cumplen 13 años se celebra una fiesta en la que reciben un espacio propio dentro de la casa de su clan y a partir de ahí tienen libertad para invitar a quien deseen a pasar la noche con ellas. Sus amantes, con quien pueden tener hijos, nunca viven con ellas sino con sus madres.

Por último, es interesante el caso de la tribu wodaabe que consiste en una comunidad islámica nómada que se mueve por distintas zonas del África Occidental. En septiembre celebran el festival de Gerewol en el que los hombres se pintan todo el cuerpo y bailan ante las mujeres, quienes pueden elegir a su próximo marido. Además, las mujeres solteras pueden tener sexo cuando quieran y con quien quieran.

 

 

Si quieres realizar una compra y obtener un descuento del 5% ¡usa el cupón EA5!

Descuento no acumulable a otras ofertas que puedan estar activas.  Sólo es válido un cupón por compra.

 

 

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Buen día y linda semana, Ester. No sabía de estos términos, qué interesante como siempre conocer nuevos temas y nuevas formas de vivir. Te cuento que esto me hizo recordar lo que una chica me decía tiempo atrás en un chat. Ella dice que en el futuro las parejas que formarán una familia serán formadas por una mujer y dos hombres. Y mencionaba justo que la situación económica del mundo ya no da para la mayoría y que eso ayudaría. También mencionaba que ella vía así mayor igualdad y respeto y múltiples beneficios.

    Y esperemos que las mujeres ya no sean vistas como un bien compartido. Y dejen de ser vistas como objetos . Hay mucho aún por cambiar en el mundo en esos temas. Me alegra por otro lado, que en gran parte del mundo vamos hacía la igualdad.

  2. Más que interesante tu articulo, había leido y antes sobre el tema y la conclusión con la que me quedo es que la gente hoy tiene todo a su alcance para ser mente abierta y es al revés ( es más cerrada que pa que…) y gente de otros tiempos más antiguos o gente de otras zonas del mundo tienen una actitud que me parece más normal que la de los muchos de nuestra sociedad en el día de hoy…por ejemplo, un@ casad@ no puede ir una noche al baile sol@ porque le sabe mal al otro, o se siente mal…!!! Eso porque…? Porque en lugar de amor, confianza y libertad en una relación hay dominación, celos, y miedo a que puede pasar cualquier cosa fuera sin el otr@ al lado…???!!!
    No cualquiera llega a conocer que significa el verdadero amor…!?
    Un saludo!

    1. Gracias por tu comentario, Daniela. Me alegra que te haya resultado de interés. Coincido contigo totalmente, en una relación debe haber confianza y libertad… los celos son lo peor 🙁

Deja un comentario

12 + 17 =

Cerrar menú
×

Carrito