¿Otro orgasmo masculino? Masaje prostático

Loli Pozo Ortiz nos descubre los beneficios del masaje prostático, que no solo sirve para alcanzar el orgasmo, sino que también ayuda a detectar anomalías en la zona en donde se encuentra la próstata.

El masaje prostático puede ser una fuente real de placer para el hombre, además de proporcionar múltiples beneficios. La realidad es que al pensar en el orgasmo masculino, lo que nos viene a la cabeza es la consecución de dicho orgasmo mediante la estimulación del pene de diversas maneras (penetración vaginal, masturbación, sexo oral…). Pues bien, hoy quiero hablaros sobre la posibilidad de llegar al orgasmo masculino de una forma diferente a la habitual gracias a la estimulación anal y más concretamente mediante el masaje de próstata.

La próstata se encuentra a unos 5 cms. de la entrada del ano.

La próstata es una glándula del tamaño de una castaña que forma parte del sistema reproductor masculino. Tiene gran cantidad de terminaciones nerviosas que hacen que sea una zona bastante sensible durante la excitación. Por tanto, es considerada una zona erógena del hombre y es conocida como el famoso Punto P. A pesar de ser una técnica muy desconocida, el masaje prostático es muy importante para mantener saludable esta glándula.

Mediante la estimulación de la próstata o punto P podemos conseguir el orgasmo y la eyaculación masculina. De hecho, el semen está formado en gran parte por el líquido que segrega la próstata al ser estimulada. Otra de sus funciones es expulsar el líquido preseminal durante la excitación para limpiar el conducto de cualquier resto de orina que pueda contaminar el semen, además de bloquear el paso de la orina de la vejiga en el momento del coito.

La próstata se encuentra a unos 5 cm de la entrada del ano, en la parte inferior junto a la vejiga. Por su situación, se puede estimular y palpar desde el recto y la forma más cómoda para estimularla sería mediante un tacto rectal.

 ¿Cómo realizar un masaje prostático?

La estimulación anal es un tema tabú y del que cuesta mucho hablar, así que lo primero y fundamental es dejar a un lado estos temores y prejuicios, teniendo claro que el ano es simplemente una parte más de nuestro cuerpo, que puede proporcionarnos placer independientemente de nuestro sexo u orientación sexual.

Si es tu primer contacto con este tipo de estimulación y no te atreves a introducir nada por esta zona tan delicada, puedes estimular la próstata de manera indirecta masajeando la zona del perineo, es decir, la zona que hay entre la base del pene y los testículos.

Una vez te sientas preparado, llega el momento de dar el siguiente paso y pasar a la estimulación directa del punto P. Se puede hacer introduciendo un dedo o un juguete que, al presionar los nervios que rodean la vejiga, dan lugar a un placer inmediato que puede terminar, incluso, en un orgasmo sin eyaculación. Algunos consejos para una buena realización del masaje prostático son:

  • Lubricante anal base agua
    Para realizar el masaje es importante usar un lubricante adecuado.

    Vaciar la vejiga y el recto hará que la realización del masaje prostático sea más satisfactoria y cómoda. Si además os dais un baño antes de su realización os ayudará a relajaros y poder disfrutar plenamente del momento.

  • Consigue un buen nivel de excitación: Es primordial que el hombre esté excitado ya que de esta forma hay menos tensión y es más fácil conectar con las sensaciones placenteras. No vayas directamente a la penetración, estimula y acaricia otras zonas como el pene, los testículos, el perineo, etc. Antes de penetrar acaricia la entrada del ano, así conseguirás una mayor relajación y excitación.
  • Utiliza lubricante: El ano no se lubrica naturalmente, por lo que es necesario acompañar esta práctica con lubricante. Lo ideal es que sea un lubricante con base oleosa, ya que se mantiene durante un tiempo más prolongado y no se seca tan rápido como los lubricantes a base de agua.
  • Ve despacio y haz movimientos suaves. No es necesaria una penetración profunda porque la próstata está bastante cerca de la entrada del ano, pero es muy importante ir muy poco a poco. Hay que avanzar suavemente hasta alcanzar la próstata y estimularla con movimientos muy suaves ya que es una zona muy sensible. Es posible que las primeras veces se sienta una mezcla de dolor placer debido a la sensibilidad de esta zona. Además hay que tener en cuenta que si se sobreestimula puede ser molesto.
  • En nuestra tienda encontrarás varios masajeadores prostáticos que te ayudarán en la estimulación.

    Guantes de látex: Si os sentís más cómodos, física y psicológicamente, podéis usar un guante de látex con lubricante.

  • Postura ideal: Una buena opción es que el hombre esté recostado boca arriba con las piernas flexionadas. De esta manera hay un buen acceso para estimular zonas de alrededor y el masaje prostático sería una parte más del acto sexual.
  • Estimuladores prostáticos: Son juguetes eróticos hechos especialmente para masajear la próstata del hombre y hay multitud de diseños con vibración y sin ella. A la hora de escoger un juguete para este tipo de masajes, es primordial que sea un juguete erótico hecho expresamente para esto, entre otros motivos, porque este tipo de juguetes llevan un tope para impedir que se puedan introducir completamente. Se pueden utilizar a solas o con la pareja. Eso sí, es muy importante usar un lubricante como he dicho anteriormente.

Algunos beneficios del masaje prostático

El masaje prostático no solo está relacionado con la consecución del placer masculino, sino que también sirve para verificar un buen funcionamiento o la existencia de alguna anomalía en la próstata.

Noviembre es el mes de la salud sexual masculina

Algunos de los beneficios de la realización de este masaje son:

  • Ayuda al sano funcionamiento de la próstata
  • Mejora el orgasmo masculino
  • Ayuda a la regeneración de los espermatozoides
  • Evita la acumulación de cálculos renales
  • Permite la liberación de líquido acumulado en la glándula

Lo que está claro es que el masaje prostático es una técnica poco conocida y que puede despertar muchos miedos, pero que puede realizarse por motivos de salud o para proporcionar orgasmos de una forma diferente a la habitual, proporcionando nuevas sensaciones intensas y placenteras.

 

“Un orgasmo es el abrazo de dos almas que sonríen de placer”

Danns Vega

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito