Kate Millett, revolucionaria sexual

Si algo me gusta especialmente de escribir, es hacerlo sobre mujeres de esas que hicieron historia, que lucharon incansablemente contra el patriarcado y a favor de los derechos de todas las mujeres, abriéndonos el paso a las demás. Una de esas mujeres fue Kate Millett, sin duda una auténtica revolucionaria sexual y una de las más importantes feministas contemporáneas.

Kate Millett
Kate Millett fue un símbolo de la revolución sexual de los 60, no solo por su activismo feminista, sino también porque se definió abiertamente bisexual.

Acaba de cumplirse un año de su fallecimiento, concretamente nos dejó en septiembre de 2017, así que este es un pequeño homenaje para ella.

¿Quién fue Kate Millett?

Katherine Murray Millett nació en Minnesota, Estados Unidos, en septiembre de 1937. Fue principalmente escritora y activista feminista, aunque también algunas de sus facetas menos conocidas fueron la de escultora y cineasta.

Se la recuerda, sobre todo, porque definió los estereotipos de género que la sociedad impone según el sexo y denunció el papel que se le había dado a la mujer a lo largo de la historia en todos los aspectos.

Abiertamente bisexual

Kate Millett fue un símbolo de la revolución sexual de los 60, no solo por su activismo feminista, sino también porque se definió abiertamente bisexual. Sin embargo, en aquella época esto le supuso muchas críticas.

Kate Millett
Portada “Flying” de Kate Millett

En 1965 se casó con el escultor japonés Fumio Yoshimura, de quien se separó 20 años después. Su libro Flying (1974) es una autobiografía donde habla sobre su bisexualidad, su matrimonio con Yoshimura y sus relaciones con mujeres. Posteriormente se casó con la fotoperiodista Sophie Keir que sería su pareja hasta sus últimos días.

Millett criticó ampliamente el heteropatriarcado y llego a decir: “Vivimos una época en que no sólo el patriarcado, sino la heterosexualidad, están en vías de desaparición, por lo menos como los hemos conocido hasta ahora, que son verdaderas monstruosidades”.

Curiosamente el 23 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad, el mismo mes en el que nació y falleció Kate Millet… una bonita casualidad.

Política sexual

Su obra más conocida es Sexual Politics (“Política Sexual”), publicada en 1970, un ensayo que surgió de su tesis doctoral, que además sería la primera con temática de género. Este texto hace una amplia crítica al patriarcado como responsable del sometimiento de las mujeres y será una pieza clave para entender el feminismo de la “segunda ola” (conocido como feminismo radical por buscar la raíz de la dominación). Dicho feminismo reclamaba, entre otras cosas, los derechos reproductivos y el lugar de la mujer en el trabajo.

 

Kate Millett “Política Sexual” (Sexual Polítics) y  Entrevista Épica – 1977 

Publicado pr Gabriel Espínola (subtitulado)

 

Este libro hoy en día se considera un clásico de la literatura feminista. Incluso la llevó a aparecer en la portada de la popular revista Time, en 1970, aunque tuvo que ser un retrato pintado por Alice Neel a partir de una fotografía, ya que Millet no quiso posar porque no quería ser el centro de atención. La imagen iba acompañada de la siguiente frase: “Kate Millett of Women’s Lib” (La liberación de las mujeres de Kate Millett).

Kate Millet
Portada de la revista Times

Por su parte, el New York Times definió este texto como “La Biblia de la Liberación de la Mujeres”. Y posteriormente, en 1998, el mismo diario incluyó a Millett entre los 10 personajes más influentes del siglo XX.

Suya es la famosa frase “Lo personal es político” que se convirtió en un himno feminista. Su significado tiene que ver con el hecho de que para Millett, aunque el heteropatriarcado nace y se consolida en el ámbito privado, también se extiende a lo público, donde las relaciones de poder adquieren el carácter político que sirve para seguir manteniendo la dominación.

Por otra parte, dentro de sus acciones como activista por los derechos de las mujeres, en 1979 Millet estuvo trabajando en Irán, pero fue expulsada del país y acusada de islamofobia. Escribió sobre ello en Going to Iran.

En otra de sus obras, The Looney-Bin Trip (1990), habla del trastorno bipolar, enfermedad mental que le fue diagnosticada, y de su propia experiencia en hospitales psiquiátricos.

Para terminar, os dejo con una crítica al amor romántico, en esta respuesta que dio Kate Millett a Lidia Falcón en una entrevista publicada por El País en 1984:

“El amor ha sido el opio de las mujeres como la religión de las masas. Mientras nosotras amábamos, ellos gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.”

 

 

 

 

 

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. ¡Qué interesante! Me apunto el libro que no lo conocía y tiene muy buena pinta.
    Besicos

Deja un comentario

ocho + 10 =

Cerrar menú
×

Carrito