Juegos eróticos en los pezones

La sola estimulación sensorial puede hacernos llegar a alcanzar el orgasmo. Gret de Lou nos explica cómo obtener más placer con nuestros pezones.

Encontraréis por la red artículos que se refieren a este tema, con títulos como: «¿cómo lograr orgasmos con los pezones

Yo hoy no me centraré en el objetivo de lograr un orgasmo en sí, sino en cómo lograr la obtención de más placer explorando otras rutas eróticas mediante distintas formas de disfrute, sin la preocupación de llegar a una meta en particular.

La sola estimulación sensorial puede producir un orgasmo.

Barry R. Komisaruk y Beverly Whipple publican una investigación, en 2011, con la conclusión de que, aunque la mayoría de los orgasmos provienen de la estimulación genital, existe la evidencia de que la sola estimulación sensorial puede producirlos. Komisaruk (neurólogo americano) logra trazar un mapa del placer femenino mediante el estudio del cerebro, por medio de un escáner del mismo gracias a una resonancia magnética. Estudia la excitación sexual de decenas de mujeres y qué zonas cerebrales se activan durante este proceso, llegando al resultado de que la excitación despierta 30 zonas diferentes del cerebro para llegar al clímax. Estas mismas zonas están vinculadas al tacto, la memoria, el placer y el dolor.

Al comenzar a estimular los pezones se segrega una hormona llamada oxitocina, a dicha hormona se la conoce también como la hormona del amor debido a que se segrega únicamente en tres momentos de la vida: el primero, cuando se tienen relaciones sexuales; el segundo, en el momento del trabajo del parto y el tercero mientras se da de mamar a un bebé.  De hecho la oxitocina tiene tres funciones muy importantes: fortalecer vínculos, crear afinidad y confianza con la pareja y aliviar la ansiedad.

«Dar a los pezones lo que pidan»

Debes practicar el autoconocimiento para lograr conocer tu propio mapa erótico del placer.  Gracias a este aprendizaje, al realizar esta estimulación con tu pareja elevarás la comunicación erótica entre ambos, ya que le irás guiando y podréis descubrir juntos qué es lo que queréis, cómo os gustan esas caricias o tocamientos y qué necesitáis para que la oxitocina se vaya segregando en mayor cantidad.

Incluso puede suceder que sola te guste tocarte o estimularte de una forma, con algunos artilugios, pero que en pareja te exciten más otras cosas.  Ya lo exploraréis y jugaréis juntos.

Para estimular nuestros pezones podemos usar diferentes juguetes.

Para alcanzar este placer debemos conseguir que la sangre circule más hacia los pezones, concentrarnos en ellos.  Para lograrlo, debemos estimularlos más y de diferentes formas; se puede combinar el tacto suave y su estimulación con juguetes, por ejemplo diferentes artilugios, e incluso acariciarlos con el pene en el caso de parejas heterosexuales.

Aquí se vuelve fundamental la creatividad, no vamos a seguir la típica ruta, al iniciar ese juego erótico previo, de solamente lamer un poco el lóbulo de la oreja, bajar la lengua por el cuello hacia el pecho hasta llegar a los pezones, para después succionar un poco e ir directamente el coito y enfocarse en la penetración.

Como mencionábamos, vamos a buscar la dureza máxima del pezón y eso lo logramos mediante besos, caricias, usando la lengua, mordiendo, pellizcando y mediante la presión. Combina y prueba con distintos tipos de intensidad, presión e incluso temperatura.  No podemos decirte qué nivel de intensidad realizar en un mordisco o qué presión es más excitante, solo estimulante o cuándo deja de ser placentera convirtiéndose en incómoda.  Eso lo define cada uno.  Lo que sí puedo deciros es que es increíble de experimentar, atrévete a descubrir placeres que jamás hubieses imaginado.  A la vez a tu pareja le encantará recorrer esa ruta a tu lado y hacerte gozar al mismo tiempo que disfruta con tu placer.

Nosotros mismos controlamos la intensidad del juego.

Pero como he dicho antes, no solamente podéis disfrutar en pareja.  Ya hablamos de que el autoconocimiento y autodisfrute es fundamental, así que os cuento que otro gran hallazgo en la investigación de Komisaruk fue la autoestimulación en los pezones, que no solo activa la región de la corteza sensorial sino que también activa las mismas áreas que los genitales en el cerebro, lo cual explica por qué es posible tener un orgasmo o ayudar a llegar a él mediante la estimulación y caricias en los pezones.

Hoy en día existen infinidad de juguetes en el mercado para ello, así que no os perdáis la oportunidad de introducir, en vuestros juegos sexuales, algo divertido y experimentar cómo se siente utilizarlos.  No tengáis miedo a probar, algunos de ellos pueden parecer a simple vista instrumentos de “tortura“, sin embargo son sumamente placenteros y excitantes, además de que tú misma, o tú mismo, marcarás la intensidad de su uso.

Así que a disfrutar, a explorar y a ¡ser creativos !

  • Fotos propiedad de Gret deLou

 

 

 

POLITICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

RESPONSABLE

DRAGONFLY SOLUCIONES SL – CIF B86994365

CONTACTO

Apartado de Correos 092 –  28224, Pozuelo de Alarcón (Madrid), España
Tel. 910133553 – Email: info@dragonflysoluciones.com

FINALIDADES

Gestión comentarios del blog

LEGITIMACION

Consentimiento expreso

CONSERVACIÓN

Hasta que el usuario exprese su derecho de supresión

DESTINATARIOS

No cedemos sus datos a terceros

TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES

No realizamos transferencias internacionales de sus datos

PROCEDENCIA

El propio interesado

DERECHOS

Usted tiene derecho acceder a sus datos, rectificarlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento, a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos). 

Para poder comentar debes aceptar

Deja una respuesta