Havelock Ellis y sus estudios de psicología sexual

Henry Havelock Ellis (1859-1939), fue un ensayista y médico británico, cuyos estudios sobre psicología sexual, en la primera mitad del siglo XX, desafiaron los tabúes victorianos, y a quien debemos en parte el surgimiento del enfoque moderno sobre la sexualidad.

Henry Havelock Ellis y Edith Lees.

Ellis decidió estudiar medicina para poder dedicarse al estudio del comportamiento sexual humano y muchas de sus ideas fueron adelantadas a su tiempo.

Entre 1879 y 1928 publicó siete volúmenes titulados Studies in the Psychology of Sex (Estudios de Psicología Sexual), su trabajo más extenso, sobre una amplia gama de temas dentro de la sexualidad humana. Una obra que se enfrentó a muchas opiniones asentadas en aquella época, ya que defendía que la masturbación era frecuente en ambos sexos y no necesariamente mala; que homosexualidad y heterosexualidad no son dos polos opuestos, sino cuestión de grados; que la ausencia de apetencia sexual en la mujer decente era un mito; y que la causa de muchos trastornos sexuales era de origen psicológico y no orgánico.

“Sexual invertion” es quizá el primer escrito sobre homosexualidad.

Sexual Inversion (1897) es quizá el más relevante de sus volúmenes, puesto que fue el primer texto médico en inglés sobre homosexualidad. En él proponía que la homosexualidad era una manifestación biológica común tanto en los animales como en los seres humanos. Además, utilizó ejemplos de estudios antropológicos e históricos para mostrar que la homosexualidad estaba presente en una amplia gama de culturas diferentes. Por supuesto el libro causó mucha polémica y acabó siendo prohibido.

En otro de sus volúmenes, Sexual Selection in Man (1905), estudió el sentido del olfato y cómo contribuye en la atracción sexual y la selección de pareja.

Por otro lado, Ellis fue pionero en estudios sobre transgénero. Así, en 1913 propuso el término inversión sexo-estética para describir el travestismo. Y en 1920 acuñó el término eonismo derivado de la figura histórica de Chevalier d’Eon (diplomático y espía francés que vivió la mitad de su vida como hombre y la otra mitad como mujer).

El autoerostismo fue otro de los conceptos que desarrolló. “Eros” cuadro del pintor austriaco Egon Schiele.

Otro concepto psicológico que desarrolló fue el de autoerotismo, en otro volumen de su obra, Auto-Erotism, un concepto que para él incluía mucho más que masturbación y que relacionó con la disminución de las tasas de matrimonio.

Ellis también escribió sobre la desigualdad de género en The Erotic Rights of Women (1918), donde representaba a las mujeres como seres sexuales en un plano de igualdad con los hombres.

Urolagnia o lluvia dorada.

Sobre su vida íntima también habló en su obra autobiográfica My Life (1891) cuyo tema central fue su “matrimonio abierto”. Ellis se casó con la escritora y activista por los derechos de las mujeres Edith Lees, que era abiertamente lesbiana. Por aquel entonces, Ellis tenía 32 años y supuestamente aún era virgen. No parece que fue un matrimonio nada convencional. Después de su luna de miel, Ellis volvió a vivir en su apartamento de soltero mientras ella lo hacía en una comuna. En este libro cuenta que a sus amigos les hacía gracia el hecho de que fuera considerado un experto en sexo, teniendo en cuenta que padeció impotencia hasta los 60 años cuando descubrió que podía tener una erección observando a una mujer orinar, interés sexual que denominó undinismo (conocida actualmente como urolagnia).

En definitiva, Ellis vio la actividad sexual humana como la expresión sana y natural del amor, y trató de disipar el miedo y la ignorancia que caracterizaba las actitudes de muchas personas hacia este tema. Su trabajo ayudó a fomentar la discusión abierta de problemas sexuales y se hizo conocido como un defensor de los derechos de las mujeres y de la educación sexual.

Para finalizar os dejo con sus propias palabras:

“Sex lies at the root of life, and we can never learn to reverence life until we know how to understand sex”

(El sexo se encuentra en la raíz de la vida, y nunca podremos saber cómo venerar la vida hasta que sepamos cómo entender el sexo)

 

 

Si quieres realizar una compra y obtener un descuento del 5% ¡usa el cupón EA5!

Descuento no acumulable a otras ofertas que puedan estar activas.  Sólo es válido un cupón por compra.

Esta entrada tiene 7 comentarios

  1. Hola Ester!
    Como cada semana muy interesante. Yo no sabía nada de este personaje y la verdad que hizo mucho. Me pregunto por qué no será más conocido a nivel público en general. Me sorprendió todo lo que nos contaste de él. Y más que a pesar de que dio un punto positivo al sexo, la sexualidad y la humanidad en el mismo periodo que por ejemplo, Freud, se haya hecho más famoso este, incluyendo su famosa “envidia del pene.” Ojalá se hubiera quedado la humanidad con esos estudios positivos y no hubiéramos caído en tabúes que surgieron con los años y que aún hoy estamos derribando con trabajo como el que tú y Más Allá del Placer hacen.

    1. Muchas gracias, Ramón. Es cierto que después de tantos años de estos estudios de Ellis aún seguimos atrasados en muchas cosas. Y es verdad que es muy poco conocido con todo lo que hizo.

    2. Más Allá del Placer

      Ramón,

      Gracias! Seguiremos ayudando a dar a conocer muchas cuestiones sobre sexualidad e intentando derribar tabúes sin sentido.

  2. Gracias, gracias y gracias por estos posts. No te haces una idea de lo que disfruto leyendo y aprendiendo de historia contigo.
    Besicos

  3. …un articulo excelente, agradezco mucho el hecho de dar con tu artículo y leerlo, porque es un tema de mucho interés para mi y espero encontrar libros del autor para leer más sobre lo que ha escrito…! Gracias!
    Un saludo!☺

    1. Hola Daniela. Qué bueno que te haya resultado de interés mi artículo. Gracias a ti por tu comentario! 😀

Deja un comentario

15 + catorce =

Cerrar menú
×

Carrito