No me veas desnuda: gimnofobia

El tema de la desnudez suele despertar mucha polémica y ser objeto de múltiples debates éticos y morales. A pesar de que debería verse como un estado natural de la persona, muchas personas consideran que el cuerpo desnudo es algo que no debe mostrarse, ya que lo consideran algo obsceno o vulgar. El problema surge cuando va más allá de un mero sentimiento de rechazo y se convierte en algo que causa gran malestar e incluso ansiedad, en estos casos podríamos hablar de lo que se denomina Gimnofobia, también conocida como nudofobia.

Miedo a la desnudez
La gimnofobia se caracteriza por el miedo o temor patológico a la desnudez propia y ajena.

Gimnofobia, miedo a la desnudez

La Gimnofobia es un tipo de fobia específica que se caracteriza por la experimentación de miedo o temor patológico a la desnudez propia y ajena. Está clasificada dentro de los trastornos por ansiedad. Estamos ante un temor exagerado, incontrolabe e irracional a ver o ser visto desnudo, incluso en situaciones en las que la desnudez es algo natural y aceptable como puede ser durante una revisión médica, el vestuario de un gimnasio o, incluso, la playa.

Teniendo en cuenta esto, podemos imaginarnos hasta qué punto este tipo de fobia puede interferir en la vida de la persona que la padece, pudiendo llegar a impedirle tener un seguimiento médico adecuado o mantener relaciones sociales e íntimas. Es decir, estamos ante un temor que no es adaptativo o normativo. Las personas que sufren de gimnofobia van a evitar cualquier situación que implique quitarse la ropa, ver cuerpos desnudos o, incluso, visualizar imágenes, videos o fotografías en las que aparezcan personas desnudándose o con poca ropa. Llegan a ser incapaces de mirarse desnudos en un espejo a solas.

Miedo a la desnudez
El temor vivido por las personas con gimnofobia es un temor patológico.

Por tanto, la vida sexual de los gimnofóbicos es un foco claro de ansiedad, ya que implica mostrase desnudos y estar frente a alguien que se encuentra también en estado de desnudez. Esto hace que eviten mantener cualquier tipo de contacto físico o sexual, llevándoles a tener miedo a la intimidad.

Gimnofobia, un temor patológico

El temor vivido por las personas con gimnofobia es un temor patológico. Algunas características que lo diferencia del miedo considerado normal son:

  • Es un temor irracional, ni la propia persona encuentra una explicación a su reacción.
  • Es un temor excesivo y desproporcionado, si tenemos en cuenta la amenaza real que supone la situación.
  • Es incontrolable, la persona es incapaz de controlar sus sensaciones y pensamientos.
  • Da lugar a conductas evitativas y de huida
  • Causa gran malestar general e interfiere en muchos aspectos de la vida de la persona.

Causas y síntomas

Es difícil determinar el origen de una fobia. En el caso de la gimnofobia, diversos estudios apuntan a esquemas cognitivos erróneos por una tendencia excesiva a compararse con los demás o querer satisfacer las expectativas ajenas para sentirse querido. Otros consideran que se puede deber a un sentimiento de inferioridad hacia el propio cuerpo o a haber vivido alguna situación traumática en la que la desnudez ha tenido un papel más o menos relevante. Lo que está claro es que es complicado concretar un origen, pero todo lleva a pensar en una excesiva autocrítica que impide aceptar el propio cuerpo.

Miedo a desnudarse
La psicoterapia puede ayudar a solucionar esta patologçia. Dibujo artístico de Eivar Moya.

El síntoma principal de la gimnofobia es el temor irracional a la desnudez, pero podemos hablar de otros tipos de síntomas debidos a la respuesta de ansiedad que lleva asociada. Algunos de estos síntomas son incremento del ritmo cardiaco, palpitaciones, dolor de cabeza, sudoración, rigidez muscular, pensamientos distorsionados, conductas evitativas y de escape, etc.

Psicoterapia como tratamiento de elección

Se ha demostrado que el tratamiento más efectivo para la gimnofobia y otros tipos de fobias es la terapia cognitivo conductual. La psicoterapia incluye reestructuración cognitiva para eliminar pensamientos distorsionados e irracionales, exposición en vivo o desensibilización sistemática. Estás técnicas exponen gradualmente a situaciones que están relacionadas con la fobia en directo o mediante imaginación.

También resulta útil acompañarlas con el entrenamiento en relajación para disminuir los síntomas físicos asociados a la ansiedad.

 

“Si la naturaleza ha creado al hombre y a la mujer desnudos, es imposible que éstos sientan aversión entre sí o tengan vergüenza de aparecer uno ante el otro desnudos”

Marqués de Sade

 

* Cuadro de portada “Young Man by the Sea” de Jean Hippolyte Flandrin

 

 

 

 

 

Deja un comentario

cuatro × 4 =

Cerrar menú
×

Carrito