El elixir de la juventud

No hay mejor elixir de la juventud que la autoestima y el buen sexo. Sobre todo a partir de una determinada edad porque ya sabemos lo que queremos..... y lo que no. Nos lo dice muy claramente Amy LaBelle.

No es ninguna pócima,  ni ningún secreto especial. Porque en realidad no hace falta ser joven para disfrutarlo. El elixir de la juventud es el buen sexo. Y ese es el sexo recuperado. Aquel que al  cumplir los cincuenta y tantos creías que nunca ibas a volver a disfrutar. El que disfrutan ahora muchas amigas, sobre todo divorciadas, que se han redescubierto. Y ni siquiera hace falta echarse un amante de menos edad.

Dibujo de Francisco José Asencio Ibáñez.

Lo que hay que echarse son ganas e ilusiones. Recordar cuánto te gustaba perfumarte, o apreciar lo bien que se ven los michelines, si los tienes, con unos buenos encajes por encima. Gustarse a una misma antes de querer gustarle a nadie más,  y entonces descubrir el sexo en otro nivel. Es estar en ese estadio de la vida en el que no te sientes cohibida aunque tengas algo de vello. En el que no piensas en si las posturas que tomas en la cama te harán parecer más gorda,  o demasiado fresca. Moverte sin complejos. ¡Y reír! Vuelves a reír en la cama y a sentir que a tu cuerpo le queda mucho por regalarse. Es la sensación de todas esas mujeres que un día decidieron remontar sus sentimientos y recuperar emociones. Porque se les iba la vida, o porque les aburría la que llevaban, o quizás solamente por cambiar y seguir probando. Seguir viviendo, en definitiva. Son muchos los foros en los que me enredo a hablar con gente diversa y voy comprobando cómo se cumple esta máxima de reencontrarse con una misma y conocerse mejor, cuantos más años vas cumpliendo. Y por supuesto que sucede en todas las facetas de la vida, pero quizás es en el área de la sexualidad donde la mayoría de las mujeres se da cuenta de cuánto han mejorado. De que su evolución ha pasado por saber al dedillo cómo les gusta que las traten, que las toquen, qué es lo que hace que giman hasta el desmayo o que con los primeros cuatro besos ya sepan si lo que se avecina va a ser un polvo que merezca la pena o no.

Y aunque a mí me quede mucho aún para llegar a la mitad de mi vida, también soy consciente de lo potente que pueden llegar a ser tres gotitas de ese elixir dejadas caer como un buen perfume sobre la piel. El poder de ese perfume, o dicho de otro modo, mi actitud con Pablo, consigue que nuestros momentos de sexo sean divertidos, románticos, apasionados, libidinosos… pero que todos me satisfagan plenamente. Todas las experiencias vividas en estos últimos años, todos mis viejos amantes, están confluyendo en una nueva forma de enfocar mi sexualidad con mi actual pareja y me hacen sentir quizás no más joven, pero sí nueva. Y cada beso es un amanecer que deseo ver brillar, cada caricia un paisaje por el que salir a correr, cada abrazo intenso un relámpago excitante, cada suspiro una brisa fresca, y cada orgasmo un precipicio por el que echar a volar.

El elixir de la juventud es solamente la capacidad y las ganas de disfrutar, y sin embargo ya he oído más de un comentario negativo contra esas mujeres que tras salir de una relación larga, se entusiasman como jovencitas con el siguiente amor. ¡No lo consintamos!

¡Vamos a seguir bebiendo de este elixir que tanto bien puede hacernos a todas! ¡Vamos a darle mucha más libertad a la sexualidad femenina! Seamos capaces de escuchar a esas nuevas generaciones de mujeres que empiezan unas segundas adolescencias orgullosas de sus cuerpos y aprendamos unas de otras, y sobre todo las que vamos por detrás, y sin juzgar.

 

 

 

 

 

POLITICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

RESPONSABLE

DRAGONFLY SOLUCIONES SL – CIF B86994365

CONTACTO

Apartado de Correos 092 –  28224, Pozuelo de Alarcón (Madrid), España
Tel. 910133553 – Email: info@dragonflysoluciones.com

FINALIDADES

Gestión comentarios del blog

LEGITIMACION

Consentimiento expreso

CONSERVACIÓN

Hasta que el usuario exprese su derecho de supresión

DESTINATARIOS

No cedemos sus datos a terceros

TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES

No realizamos transferencias internacionales de sus datos

PROCEDENCIA

El propio interesado

DERECHOS

Usted tiene derecho acceder a sus datos, rectificarlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento, a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos). 

Para poder comentar debes aceptar

Deja una respuesta