Consejos sobre embarazo y sexualidad

Hace un tiempo os daba algunos consejos para la búsqueda del embarazo y he creído oportuno dar un paso más y centrarme en esa etapa tan bonita que supone el embarazo y lo que conlleva.

El embarazo es una etapa en la que se vive todo a flor de piel. Conlleva cambios a nivel individual y de pareja.

El embarazo va a acompañado de múltiples cambios, cambios que se dan de una forma vertiginosa debido al torrente hormonal que se dispara. Estos cambios no solo van a ser físicos, sino que también nos van a afectar emocionalmente, y es que el cuerpo de la mujer tiene que adaptarse a una nueva y desconocida situación. Náuseas matinales, cambios en el pecho, cansancio y fatiga, estreñimiento, mayor sensibilidad en la zona genital, necesidad de más horas de sueño, cambios de humor…

Nos encontramos en una etapa en la que se vive todo a flor de piel y que conlleva cambios a nivel individual y de pareja: nuevas responsabilidades, ilusiones, miedos…

Relación de pareja y embarazo

Para los papas también es una situación totalmente nueva en la que pueden llegar a sentirse “fuera de juego”, ya que por razones biológicas no tienen la experiencia física de las madres: desde las pataditas, hasta las contracciones o las náuseas matinales. Esto se une muchas veces a la sensación de “no saber qué hacer”, lo que puede hacer que surjan múltiples temores.

Debemos tener claro que, aunque el padre no pueda tener las mismas y exactas sensaciones, tiene su propia experiencia y cuánto más participe y más se involucre en el proceso del embarazo, parto y llegada del bebe, mejor se sentirá la pareja. Años atrás era impensable que el padre pudiera cortar el cordón umbilical o recibiera al pequeño al salir.

Es muy importante que tanto la embarazada como su pareja expliquen cómo se sienten para así conseguir entrar en una etapa de comprensión mutua y amor. Lógicamente, cuanta más información tengan ambos, menos temores se sufrirán y más podrán comprenderse y apoyarse el uno al otro.

El embarazo es una etapa para establecer unas relaciones íntimas repletas de caricias, imaginación, sensualidad y, sobretodo, muestras de cariño y placer compartido.

Ventajas y algunos consejos sobre sexualidad durante el embarazo

Todos estos cambios físicos, psicológicos y emocionales van a afectar también a la sexualidad. El embarazo es una etapa para establecer unas relaciones íntimas repletas de caricias, imaginación, sensualidad y, sobretodo, muestras de cariño y placer compartido. Por lo que es muy importante no olvidarnos de que durante el embarazo también existe la sexualidad.

Una de las dudas más frecuentes es la de si se pueden o no mantener relaciones sexuales durante el embarazo. Mientras el especialista que sigue tu embarazo no te recomiende lo contrario, puedes mantener relaciones sexuales sin preocupación alguna. Nada impide seguir disfrutando de la sexualidad, solo depende de la capacidad afectiva, el deseo, la situación emocional y la propia imaginación. De hecho, las relaciones sexuales durante el embarazo pueden resultar realmente positivas.

  • Prepara los músculos para el parto. Son un Excelente ejercicio que supone un entrenamiento para el útero por las contracciones que experimenta durante el orgasmo.
  • Sin necesidad del uso de anticonceptivos
  • Relaciones más relajadas y espontáneas: Se despiertan sentimientos más profundos, suele ser más romántico.
  • Relaciones más placenteras y orgasmos más intensos: Los órganos sexuales y los pechos de las embarazadas están más sensibles debido al mayor flujo sanguíneo y la gran cantidad de hormonas que circulan por su organismo.
  • Deseo sexual: En la mujer irá variando durante el trascurso del embarazo. En ocasiones se sentirán sexualmente activas y, sobre todo durante el primer trimestre y al final del embarazo, notarán un descenso de su libido.
  • Sexualidad más sensual y afectiva: Afloran sentimientos de intimidad y amor.
  • Disfrutar de los masajes, caricias cuando no apetece penetración: El sexo NO es solo genitalidad.
  • Posturas sexuales más cómodas durante el embarazo: “Cucharita lateral”, Mujer encima, “Perrito” o Sentados
No hay motivo alguno para no disfrutar de la sexualidad durante el embarazo.

Rompiendo algunos mitos o creencias erróneas

  • “Voy a lastimar a mi bebe”: El bebé no corre ningún riesgo. Está perfectamente protegido en el útero rodeado de líquido amniótico y la penetración no le va a afectar para nada. Además, el tapón mucoso del cuello uterino no permite la entrada de ninguna bacteria al útero.
  • “El sexo puede ser perjudicial o doloroso durante el embarazo”: Como he dicho antes, a menos que un profesional indique lo contrario, el sexo durante el embarazo es totalmente seguro e, incluso, aporta diversos beneficios.
  • “El bebe sabe que estoy manteniendo relaciones sexuales”: Realmente el bebé no tiene ni idea de lo que están haciendo sus papas. El bebé solamente siente el placer que las contracciones uterinas del orgasmo en la mujer pueden provocarle.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿Por qué no disfrutar de la sexualidad y de nuestra pareja en esta etapa tan especial? No hay motivo alguno. Asique a disfrutar de los cambios que se van a ir produciendo, teniendo en cuenta que lo fundamental, os sintáis como os sintáis, es mantener una buena comunicación con la pareja y expresarle vuestras preferencias e inquietudes.

 

“Ser madre y padre es desarrollar fortalezas que no sabías que tenías y enfrentar temores que no sabías que existían”

 

 

Si quieres realizar una compra y obtener un descuento del 5% ¡usa el cupón LP5!

Descuento no acumulable a otras ofertas que puedan estar activas.  Sólo es válido un cupón por compra.

 

 

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Avatar

    Bien!!!! A desterrar mitos! Ojalá que con artículos así, más de uno/a se de cuenta de que embarazo y sexo no son incompatibles.
    Besicos.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito