Claude Cahun, arte y transgresión de género

La obra artística de Claude Cahun no fue muy conocida en su época, pero sus autorretratos performativos, que exploran la transgresión de género y la multiplicidad de identidades, la convierten en precursora de un pensamiento adelantado a su tiempo. Por ello os invito, a continuación, a conocer mejor a esta peculiar fotógrafa y escritora francesa.

“Who is Claude Cahun” (video en inglés)  @ArtFundUK

Biografía

Nació en Nantes (Francia) en 1894 y falleció en Gran Bretaña en 1954.

Lucy Renée Mathilde Schwob era su nombre real, aunque adoptaría el pseudónimo de Claude Cahun con el que firmó sus obras. Escogió un nombre andrógino debido a su ambigüedad de género, ya que se autodefiniría como genderqueer.

Creció en el seno de una familia judía de intelectuales de la alta burguesía. Su tío Marcel Schwob era un conocido escritor y buen amigo de Oscar Wilde. Y su abuelo, el escritor León Cahun también fue una importante figura intelectual de su tiempo.

Estudió en Oxford y en la Universidad de la Sorbonne. Posteriormente, en 1920, se instaló en París junto con su hermanastra, Suzanne Malherbe, quien fue su compañera artística y sentimental, y que también usaría un pseudónimo de género neutro (Marcel Moore).

Foto Claude Cahun
Autorretrato: de rodillas, desnuda y con una máscara puesta. (@Jersey Heritage)

Autorretratos de identidades múltiples

Lo más característico de su obra fotográfica es que recreaba personajes en continua metamorfosis y cuestionaba el concepto de identidad personal y roles de género desde una perspectiva actual. A través del surrealismo, sus autorretratos y collages exploran la identidad, utilizando técnicas de duplicación y reflexión para poner en duda nociones fijas de género.

Es importante tener en cuenta el contexto, ya que en la Europa de la posguerra el cuestionamiento de las construcciones de género adquirió un valor significativo, a medida que el feminismo avanzaba, junto con el sufragio, y un nuevo concepto de mujer surgía con fuerza en los años 20. Como parte de ese momento histórico, Cahun rompe las fronteras de género y se representa como un ser humano activo, en lugar de una mujer u hombre definido por su sexo.

En sus autorretratos performativos a menudo se retrata de manera andrógina con la cabeza afeitada y de espaldas a la cámara para ocultar cualquier indicio de su género.

Para Cahun la identidad era una máscara mutable y ambigua. Tal vez por ello pensaba que “sólo después de muchos intentos… podemos reafirmar los moldes de nuestras máscaras”.

Foto Claude Cahun
“I’m training don’t kiss me” (@Jersey Heritage)

“Estoy entrenando, no me beses”

Como hemos dicho, sus fotografías exploran y construyen espacios más allá del género binario y esto es algo especialmente evidente en algunas de sus series de autorretratos, como la serie titulada “I am in training don´t kiss me” (1927).

Esta serie de imágenes presenta una identidad construida con accesorios, ropa y maquillaje donde adopta la representación paradójica de un hombre fuerte feminizado, combinando estereotipos femeninos y masculinos. Así, por ejemplo, aparece con unas pesas de entrenamiento al mismo tiempo que unos pezones están cosidos sobre su camisa.

La naturaleza teatral de esta serie de hombres fuertes combina nociones contradictorias de género para resaltar el interesante espacio entre polos opuestos de identidad.

Cruzada contra los nazis

Cahun también publicó artículos en revistas (1929) que establecían teorías controvertidas sobre un tercer sexo, uniendo rasgos masculinos y femeninos.

Toda su obra representaba aquello que perseguían los nazis, por lo que cuando avanzó el fascismo en Francia, Claude y Marcel decidieron mudarse a la Isla de Jersey (1937). Allí comenzaron su particular resistencia contra el III Reich, distribuyendo propaganda para minar la moral de los soldados nazis.

Sin embargo, después de varios años, la Gestapo las descubrió, por lo que fueron encarceladas y gran parte de su trabajo fue destruido. Aunque, afortunadamente, Jersey sería liberada de la ocupación nazi y la pareja recuperaría su libertad.

Su obra sirvió de inspiración a artistas posteriores como Cindy Sherman o Gillian Wearing, aunque pasó inadvertida hasta 1992, cuando le dedicaron exposiciones grandes museos como el Tate Modern en Londres, el Museo Nacional de Arte Moderno en París o el Grey Art Gallery en Nueva York.

Para terminar, os dejo con una de sus citas, donde insinúa su género fluido mucho antes de que comenzara a usarse dicho término:

“Baraja las cartas. ¿Masculino? ¿Femenino? Depende de la situación. Neutro es el único género que siempre me conviene”.

 

 

 

 

 

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Hola Ester!
    No conocía a esta artista, así que gracias por acercarnos a ella. Te y les cuento que justo la semana pasada leía una nota sobre Asia Kate Dillon ( y la controversia que causa en Billions). Y viendo y leyendo tu artículo, me recordó a ella por muchos motivos. Por ejemplo, genero no binario, apariencia andrógina, etc.

    Sobre el tercer sexo que ella mencionaba, siento que se ha avanzado en eso y su frase me gusta mucho. Aunque en mi opinión, neutro no es la palabra más adecuada (me gusta más no binario o fluido, aunque como dices, no “existían” esos términos en aquellos días). Para mí neutro se oye como nada y creo siempre tendremos, sentiremos o mostraremos un poco más de un género y el tercer género que ella menciona tiene libertad para ser uno
    u otro, por eso, entiendo porque dijo eso de neutral. Y por supuesto, que valiente que expresara su sentir, cuando como dices no se usaban esos términos ni esas demostraciones fluidas.

    Leyendo historias y personajes así, me pregunto si sí tendremos más de ese tercer género o si nos equilibraremos nuestras partes femeninas y masculinas y solo seremos personas. Como sea, esperemos que sea con respeto y con libertad para todas las personas y se les deje solamente ser

    1. Como siempre gracias por tus interesantes aportaciones, Ramón.Sin duda tenemos mucho que descubrir aún.

      Sobre lo que comentas de los géneros, justo hoy he leído una importante noticia de Argentina que decía que el Registro Civil ha concedido a una persona la partida de nacimiento y DNI con la casilla de sexo en blanco. Sinceramente espero que algún día deje de ser tan importante y necesario a todos los niveles ser mujer u hombre, y más aún, deje de ser obligatorio ese binarismo de género.

      1. Hola Ester!
        Gracias por responder a mi comentario y por compartir la noticia de Argentina, sí que es importante. Estoy de acuerdo contigo, se pierde mucho tiempo pensando en binarismo de género y simplificando todo a hombre o mujer y más que todos somos una mezcla de ambos. Lo bueno es que poco a poco, se hace más justo el mundo en estos temas y se hacen más cambios y se habla más y mucho es por personas como tú que con su trabajo nos ayudan a entender y entendernos, visibilizar y cambiar lo que se tiene que cambiar y también nos hablan de estas personas, como Claude Cahun, que han marcado diferencia.

        Y hoy leo que en México también el Senado está haciendo cambios para las personas que tienen pareja del mismo sexo. Así que esperemos que cada día leamos más noticias así

Deja un comentario

15 − 4 =

Cerrar menú
×

Carrito