Betty Dodson, la madrina de la masturbación

El pasado 31 de octubre falleció Betty Dodson apodada la "madrina de la masturbación". Descubre cómo fue la vida de esta educadora sexual pionera en el movimiento feminista “sex-positive” para la liberación del placer sexual de las mujeres. Post de Ester Álvarez G.
Betty comenzó haciendo ilustraciones para anuncios de lencería femenina. Ilustración Betty Dodson.

Apodada como “la madrina de la masturbación” (godmother of masturbation), Betty Dodson falleció el pasado 31 de octubre con 91 años. Esta educadora sexual estadounidense fue pionera en el movimiento feminista “sex-positive” para la liberación del placer sexual de las mujeres. Defensora acérrima de la masturbación, sin duda fue una gran inspiración para muchas mujeres.

¿Quién fue Betty Dodson?

Betty Anne Dodson nació en Kansas, en 1929.

Artista de formación, llegó a Nueva York en 1950 y comenzó su andadura profesional haciendo ilustraciones para anuncios de lencería femenina.

Sus dibujos eran descarados, llenos de desnudos diversos de hombres y mujeres, y solían ser expuestos en convenciones feministas. Llevó a cabo la primera exposición de arte erótico de una sola mujer en la Galería Wickersham de Nueva York, en 1968.

Betty llevó a cabo talleres sexuales en los que enseñaba a las mujeres a autoexplorarse y masturbarse. Ilustración de Betty Dodson.

A finales de los 60, en plena revolución sexual americana, tras haberse divorciado de su marido y en la búsqueda del autoconocimiento sexual, Dodson organizaba reuniones de sexo en grupo en su apartamento y fue de esta manera que percibió que muchas mujeres fingían sus orgasmos ya que no sabían proporcionárselos a sí mismas. A partir de ahí comenzó su interés por la masturbación y el placer sexual femenino.

Llevó a cabo numerosos talleres grupales en los que animaba a las mujeres a masturbarse. Inició estos talleres en los años 60 en su propio apartamento y continuó con los que denominó Bodysex durante décadas, fomentando el autoconocimiento y el placer sexual de las mujeres. Enseñar a las mujeres a masturbarse lo veía como un trabajo de justicia social.

No le gustaban las etiquetas para definir la sexualidad y mantuvo relaciones sin importarle el género de sus parejas. Se definía a sí misma como una “lesbiana, bisexual, heterosexual”.

Vendió más de un millón de copias del best seller mundial Sex for One (1987), que rompió todas las ideas preconcebidas sobre la libertad y el conocimiento sexual de las mujeres. También publicó, entre otros, un libro sobre los orgasmos en pareja Orgasms for two: the joy of Partnersex (2002) y una memoria sobre su vida Sex by Design.

El Método Betty Dodson

Betty Dodson enseñó a miles de mujeres a alcanzar el orgasmo a través de la estimulación del clítoris. Ilustración de Betty Dodson sobre la varita vibradora Hitachi.

Betty Dodson hizo popular la varita mágica de Hitachi, que ella llamaba “el Cadillac de los vibradores.  Su método consistía en colocarse una toalla en los genitales para amortiguar la vibración de la varita y prolongar el placer. Enseñó a miles de mujeres a alcanzar el orgasmo con esta técnica, a través de la estimulación del clítoris.

Sus talleres “Bodysex”, donde incentivaba a las mujeres a mostrar sus genitales para que vieran que las vulvas podían ser de todas las formas y colores, siempre estuvieron enfocados en que las mujeres pudieran superar la imagen corporal negativa y la ansiedad ante el placer.

Galería de arte genital

Durante 35 años Betty se sintió mal con sus genitales. Llegó a pensar que estaban deformes o que sus labios internos se habían estirado demasiado por causa de tanta masturbación. Por culpa de esas ideas solía ocultar sus genitales durante las relaciones sexuales y evitaba el sexo oral. Así que, en 1998, decidió crear una galería de arte genital donde los visitantes pudieran enviar fotos de sus genitales, para mostrar la gran diversidad existente y con la intención de que nunca más ninguna mujer pensara que algo estaba mal en su vulva por falta de imágenes positivas.

Su importante trabajo se encuentra en la Fundación Betty Dodson, una organización benéfica pública dedicada a difundir información sexual y materiales educativos. Dicho sitio web posee numerosos vídeos, podcasts y otros materiales sobre sexualidad.

Betty Dodson fue nombrada por la revista Cosmopolitan como una de las diez principales revolucionarias sexuales. Acreditaba que la cosa más revolucionaria, feminista y subversiva que una mujer puede hacer es darse un orgasmo. Su mantra era “better orgasms, better world”.

«El sexo más consistente será la historia de amor que tengas contigo misma»

(Betty Dodson)

 

  • Ilustración de portada de Betty Dodson

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

POLITICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

RESPONSABLE

DRAGONFLY SOLUCIONES SL – CIF B86994365

CONTACTO

Apartado de Correos 092 –  28224, Pozuelo de Alarcón (Madrid), España
Tel. 910133553 – Email: info@dragonflysoluciones.com

FINALIDADES

Gestión comentarios del blog

LEGITIMACION

Consentimiento expreso

CONSERVACIÓN

Hasta que el usuario exprese su derecho de supresión

DESTINATARIOS

No cedemos sus datos a terceros

TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES

No realizamos transferencias internacionales de sus datos

PROCEDENCIA

El propio interesado

DERECHOS

Usted tiene derecho acceder a sus datos, rectificarlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento, a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos). 

Para poder comentar debes aceptar

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Avatar
    Carla Mila

    Sentí mucho su muerte.
    Pero nos dejó un legado muy importante a todas las mujeres.
    Su obra permanecerá para siempre.
    Fantástico artículo!

    1. Avatar

      Así es, su trabajo estará ahí siempre y por ello no debemos olvidarla. De ahí que me parecía tan necesario este homenaje.

      Muchas gracias por tu interés, Carla Mila. Saludos.

Deja una respuesta